El juez valora como pruebas la negativa del artista a «posibilitar la prueba biológica» y el «evidentísimo parecido físico»

0
3

La historia se repite. Como ya sucedió en los años 90, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia ha estimado la demanda interpuesta por el valenciano de 43 años, Javier Sánchez Santos y ha declarado que es hijo biológico del cantante Julio Iglesias. La sentencia no es firme y puede ser recurrida en el plazo de veinte días hábiles ante la Audiencia Provincial.

Según han explicado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el juez considera que los indicios que concurren en este caso «son suficientes» para apreciar esa paternidad. Entre ellos cita la negativa del demandado «a posibilitar la práctica de la prueba biológica», pese a «haber constancia en las actuaciones de que, en la época aproximada de la concepción del demandante, existieron ciertos contactos y trato entre la madre, María Edite, de éste y aquel demandado».

Esos contactos se produjeron en julio de 1975, en una sala de fiestas ubicada en la localidad de San Feliu de Guixols, y «hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de haber existido relaciones sexuales entre ellos», argumenta el magistrado.

Además, otros indicios son el propio testimonio de la madre del demandante, quien aportó durante el juicio «datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chalet» donde Julio Iglesias se alojaba esos días, y el «evidentísimo parecido físico» entre el cantante y el propio demandante.

«Estoy contento, feliz y esperanzado. La justicia honra a mi madre. Esto ha sido una batalla ganada, pero muy dura ganada». Estas han sido las primeras palabras manifestadas por Javier Sánchez Santos a su abogadoFernando Osuna tras conocer, sobre las diez y media de la mañana, que la justicia lo consideraba, nuevamente, hijo de Julio Iglesias.

Heredar y usar el apellido

Desde hoy Javier Sánchez Santos puede usar el apellido de su padre y heredar cuando muera el cantante y la sentencia sea firme, ha asegurado el abogado que ganó la causa, Fernando Osuna, quien ha vaticinado que elrecurso judicial está abocado al «fracaso».

«En el peor de los casos, la causa puede durar tres o cuatro años más« por los recursos que presente el abogado del cantante ante la Audiencia Provincial de Valencia, el Tribunal Supremo, el Constitucional y el de Derechos Humanos de Europa, ha calculado el letrado sevillano Osuna.

Otras de las consecuencias para el nuevo hijo del cantante, cuando la sentencia sea firme, es que podrá ser atendido por Julio Iglesias en caso de que tenga problemas de salud o de pobreza.

Deja un comentario